Quieres saber para que sirve el bolsillo pequeño del pantalón vaquero? Aquí te lo contamos

jeanjean

Ni para guardar el tíquet de la compra, ni un clip, ni una piedra ni una moneda de centímo. El quinto bolsillo de los vaqueros no se creó por estética, sino con un fin útil, por lo menos en el siglo XIX.

Dice el blog de Levi Strauss & Co que los primeros ‘cowboys’, que usaban relojes de cadena, solían guardarlos allí, en la faltriquera de unos cinco centímetros que tenían pegada a la cintura. Con el tiempo y el desuso del reloj de cadena ese hueco de la prenda de algodón ha albergado otros objetos: cerillas, encendedores Zippo, billetes de transporte público y hasta condones.

La misma página explica otras características de los incombustibles pantalones azules de esta marca.

HILO ANARANJADO

Lo empezó a utilizar esta marca y ahora ya es un estándar de la industria ‘denim’. Cuenta la leyenda que el inmigrante letón Jacob Davis, el sastre que junto al empresario judío de origen alemán Levi Strauss dio vida a la marca en 1873, fue el que insistió en que el hilo fuera de este color, para que coincidiera con el mismo del de los remaches de cobre de la pieza.

SARGA

Otra característica de los tejanos es que son azules por fuera y blancos por dentro. Esto se debe al tejido de sarga (la urdimbre crea unas líneas diagonales típicas).

COSTURA ESPECIAL EN LA ENTREPIERNA

Quizá el diseño más concienzudo de todo el patronaje. Se utilizan dos medidas importantes para elaborar las curvas que componen la costura de la entrepierna: longitud y profundidad.

RIBETES

Usados desde el siglo XIX en el atuendo agrícola, tienen como objeto reforzar y hacer más resistentes las partes que componen la pieza allí donde se unen unas con otras. A la vista son unos pespuntes cortos y próximos. Estas presillas se cosen en los ojales, en las costuras de la entrepierna y en los bolsillos. La marca utiliza una máquina especial que hace esta puntada más perdurable.

REMACHES

La idea de usar remaches para reforzar las esquinas de los bolsillos y la entrepierna (las zonas que más desgaste experimentan) se le ocurrió a Davis cuando trabajaba como sastre en Reno (Nevada), antes de asociarse con Strauss. Estos apliques ya los empleaba él en unas mantas que diseñó para cubrir a los caballos.

Todas estas explicaciones, publicadas en el blog de la marca en abril del 2014, han vuelto a estar de actualidad estos días tras un debate entre varios usuarios curiosos de la red social Quora.