Un hombre apostó a su hija en un juego de cartas y la perdió

pokerpoker

Una niña rusa de 10 años fue raptada en la ciudad de Volochaevka por un hombre de 40 años cuando iba camino al colegio.

Gracias al testimonio de un niño de 11 años que vio lo que sucedió, Ekaterina Bachurina fue ubicada por la policía dos días después de su desaparición en un hotel junto a su raptor.

Sergey Ponomarev, que ingresó a la niña haciéndola pasar por su hija, dijo en su defensa cuando fue hallado por las fuerzas de seguridad que había ganado a Ekaterina en un juego de cartas que le había disputado al padre de la menor.

La policía detuvo al padre de la niña mientras continúa con la investigación. Las autoridades sospechan que la niña podría haber sido abusada sexualmente o que fue vendida en el mercado negro de tráfico de órganos.

Ekaterina fue llevada a un hospital donde se le realizarán exámenes médicos para descartar abuso sexual, según la versión del diario ruso Siberian Times que publica La Razón.